Vuelve

Te echo de menos. Pensé que debías saberlo. Pensé que debías saber que echo de menos tus manías, por ejemplo esa que tenías de cerrar el armario cada vez que nos íbamos a dormir. Pensabas que de ahí dentro podía salir cualquier bestia inimaginable, arrancarnos las sábanas y comernos con patatas fritas. De ahí nuncaSigue leyendo “Vuelve”

Siempre vuelve

Silencio, palabras mudas, vacíos donde deberían haber palabras, una situación angustiante, que te aterra, que te persigue como algo invisible con la astucia de los zorros. Y tú quieres llenar esos silencios, sacarle hasta el más frágil de los suspiros, deseas que te diga algo, solo algo, aunque sean unas palabras insípidas, sin sentido, aunqueSigue leyendo “Siempre vuelve”