El tren

Míralo, ahí está, acaba de llegar. Llevas una eternidad sentado en un banco esperando, paciente, silencioso, tranquilo, esperando el momento, esperando el instante en que por fin apareciera. Y el día ha llegado, ha tardado pero ha llegado y tú no podrías ser más feliz. Empiezas a sudar, estás nervioso, llevas mucho esperando, estabas tranquiloSigue leyendo «El tren»

Última salida

Una oportunidad, otra, otra y otra… son tantas… Alguien espera palabras y yo solo doy silencios, silencios que intentan decir cosas pero que no son suficientes, tampoco vale una mirada, una sonrisa o un gesto quizá imperceptible, solo palabras, simples palabras… ¡Maldita sea! Me miro a mí mismo y quiero gritarme, quiero darme una bofetadaSigue leyendo «Última salida»