Quién

Despierto. Una neblina cruza mi mente, está oscura, perdida, quizá en algún sueño que ya no recuerda. Aun sin abrir los ojos, creo ver sombras que se deslizan alrededor de mi cama, aun sin ver, siento que hay alguien cerca de mí, que me mira, que me observa, aun estando medio dormido, o medio despierto,Sigue leyendo “Quién”

Charla de madrugada

Víctor acababa de coger su montón de apuntes cuando la puerta, cerrada hasta entonces, se abrió lentamente para que tras ella apareciera una figura masculina, de unos 60 años, regordete, con cuatro pelos en su cabeza y con una barba que no había sido afeitada durante una semana. -¿Dónde vas Papá? -¿Qué haces a estasSigue leyendo “Charla de madrugada”

Toc, toc, toc…

Ahora que estoy aquí, sólo en mi habitación, sin más acompañamiento que un programa de radio en el que el locutor no cambia un instante el mismo tono de voz, me acuerdo de aquella noche. Las gotas de sudor me empiezan a caer por la frente, aunque la sabia utilidad del cerebro de no recordarSigue leyendo “Toc, toc, toc…”

Alma en pena

Aún recuerdo la primera vez que lo vi, fue en una fría y lluviosa noche de invierno, mis padres se habían ido a cenar, por tanto, estaba sólo en casa. La principal actividad en la que malgasté la noche fue hacer zapping, no echaban nada bueno por la tele y el dedo pulgar ya meSigue leyendo “Alma en pena”

Visitante nocturno

-Papá, mamá, buenas noches -dijo Antonio. Antonio era un chico sencillo de 12 años, alto, pelo largo y rubio y con gafas, necesitaba dormir, todavía no eran más de las diez y media pero debía recuperar las horas de sueño perdidas durante los últimos días, en los cuales había tenido algunos exámenes y por tanto,Sigue leyendo “Visitante nocturno”