¿Recuerdas cuando volamos por última vez? Lo hicimos tan bajo que casi chocamos con las heridas hechas por el paso del tiempo. Las rozamos, algunas tan cerca que se hicieron más grandes, como esas cicatrices que, por más alcohol que le eches, no curan. Creamos hielo en los silencios, tan helado que hubiese sido imposibleSigue leyendo

Mil lunares

¿Te cuento un secreto? Pero shhh… no se lo cuentes a nadie, que quede entre tú y yo, no puede enterarse nadie. He perdido la cuenta de las veces que he contado los lunares de su espalda. Sí, ese es el secreto. Sé que un día prometí que iba a llegar hasta el infinito ySigue leyendo “Mil lunares”

Diario de Jess: en la acampada II

El segundo día de acampada en la casucha de mi primo Jordi fue genial. Fue un día lleno de risas, emociones y sensaciones que me encantaron. Llegamos allí con el coche de mi amiga Sandra después de comer y enseguida notamos como había algo diferente en las actitudes de David y Sergio, se podría decirSigue leyendo “Diario de Jess: en la acampada II”

Ójala pudiera… detener el tiempo

No ha pasado mucho tiempo desde la primera vez que nos vimos, de la primera vez que nos hablamos. Fue en la parada del metro, los dos estábamos indignados porque este aún no llegaba y llegaríamos tarde a nuestro destino. Por fin el metro llegó, entramos y no sé por qué, me apeteció sentarme aSigue leyendo “Ójala pudiera… detener el tiempo”

Diario de Jess: noche de película

Ayer por fin tuve una cita con Sergio, bueno, mejor dicho una cena de amigos. Resulta que Sergio y mi primo David son muy amigos así que este organizó una cena en su casa para ver un par de películas donde acudimos ellos dos, mi amiga Sandra y yo. Reconozco que cuando entre en laSigue leyendo “Diario de Jess: noche de película”