Desde el corazón

Eh tú, escúchame, ¿me oyes? Bueno, ¿para qué pregunto? Me llevas contigo, me tienes que oír a la fuerza, es inevitable, aunque no quieras, aunque no me quieras escuchar, aunque creas que no tengo razón, aunque intentes silenciar mis latidos. ¡Escúchame! Sabes que no es verdad, que lo que crees o lo que piensas noSigue leyendo “Desde el corazón”

Maldito corazón

Siento algo dentro de mí, es un sentimiento, algo que fluye por cada milímetro de mis venas, algo que no me está dejando pensar con claridad, algo que ha hecho que se pare el tiempo por un instante, unos segundos, uno, dos, tres… De repente vuelvo a la realidad, miro a mi alrededor y sientoSigue leyendo “Maldito corazón”

El run run…

Lo peor de que aquella persona por la que uno tanto suspira se mantenga en silencio, no diga ni una sola palabra sobre si ella también suspira o no, es que la cabeza, la maldita cabecita no se mantiene en silencio, no se calla ni durante un segundo, ella siempre habla y habla. A vecesSigue leyendo “El run run…”

¿Cabeza o corazón?

Una vez lo fuimos todo. Una vez no fuimos más que nada. Hubo un tiempo en que volvimos a serlo todo, un tiempo en el que nuestros corazones eran solo uno y en el que dejamos atrás todo lo malo que había pasado entre nosotros. Ahora, otra vez, no somos más que niebla en elSigue leyendo “¿Cabeza o corazón?”