Bla, bla, bla…

La gente habla… bla, bla, bla… Habla porque sí, porque no tiene una cosa mejor que hacer, porque se aburre, porque a veces el ser humano tiene esa necesidad, pero no me refiero a aquellos que hablan por hablar, a aquellos que conversan sobre fútbol, la televisión, una película o de cualquier otra cosa sinSigue leyendo “Bla, bla, bla…”