¿Lamentablemente, nunca vuelve?

Sé que ahora quizá no merezca estar diciendo esto, que quizá merezco estar en la posición en la que estoy. La vida da muchas vueltas y la última me ha pegado una bofetada. No hace mucho de aquel tiempo cuando nos cruzábamos por la calle y me mirabas con una sonrisa en los labios, cuandoSigue leyendo «¿Lamentablemente, nunca vuelve?»