El cambio

No es nada fácil el cambio. Cerrar los ojos y al instante siguiente mirar territorio desconocido, temblar, ponerse en blanco y sudar más lágrima que sudor. Que pasen por delante todos los errores y miserias, las caídas y las piedras que la vida te ha puesto por delante, los demonios que rondan gritando que noSigue leyendo “El cambio”