Dime que no me quieres

Todo ha sido diferente desde aquel día, todo ha sido muy diferente desde el día en que nuestros labios se rozaron y no se separaron durante varios segundos, desde el día en que te ayudé a levantarte después de haberte tropezado y te di un beso en la boca. Llevaba semanas queriéndolo hacer, quizá meses,Sigue leyendo “Dime que no me quieres”