Ay… la música

Acordarse de un amor perdido que te ha dejado en el olvido, evadirse de eso tan insoportable que no se va de la cabeza, sonreír porque escuchas justamente lo que sientes en tu alma, acordarse de que no hay por qué estar triste porque la vida es maravillosa, desear saltar simplemente porque eres feliz… YSigue leyendo «Ay… la música»