El run run…

Lo peor de que aquella persona por la que uno tanto suspira se mantenga en silencio, no diga ni una sola palabra sobre si ella también suspira o no, es que la cabeza, la maldita cabecita no se mantiene en silencio, no se calla ni durante un segundo, ella siempre habla y habla. A vecesSigue leyendo “El run run…”

¿Me quieres?

Hace ya bastante tiempo que somos amigos, nos conocimos en tiempos de instituto, en tiempos en que nos importaban cosas tan insignificantes hoy en día como cuál era nuestro nivel de popularidad o que el profesor había puesto muchos deberes. Pero hay cosas que nunca cambian, hay cosas que aunque puedan parecer insignificantes serán preguntasSigue leyendo “¿Me quieres?”