No hay que perderla

Me pierdo en vacíos que quisieron acabar conmigo antes de tiempo, en vías de tren cuyos raíles ya no chirrían por el paso del tiempo, caigo y caeré ante imperios que se levantaron cuando el Sol estaba en lo más alto. Siento que a cada segundo que pasa el reloj da marcha atrás hacia unSigue leyendo “No hay que perderla”

Vuelve

Te echo de menos. Pensé que debías saberlo. Pensé que debías saber que echo de menos tus manías, por ejemplo esa que tenías de cerrar el armario cada vez que nos íbamos a dormir. Pensabas que de ahí dentro podía salir cualquier bestia inimaginable, arrancarnos las sábanas y comernos con patatas fritas. De ahí nuncaSigue leyendo “Vuelve”

Soñar despierto

Te he visto bailar mil veces sin que me diese cuenta, con una sonrisa en los labios y mi mente en otra parte. Bailar, danzar o, simplemente, caminar, aunque me pareces tan risueña que confundo las tres cosas y llego a un punto en que no sé ni en qué estoy pensando. Luego camino ySigue leyendo “Soñar despierto”

Extraño

A veces parece que el mundo gira demasiado rápido para mí. Que me quedé atrás, ni siquiera sé dónde. Que me perdí a mi mismo y, tal vez, no sepa encontrarme. Que ya nada es lo mismo y, creo, no lo volverá a ser. A veces parezco un extraño y pienso, que este mundo noSigue leyendo “Extraño”

Eterno baile

Llueve. Tan fuerte que apenas consigo escuchar mis pensamientos, tan lento que cada gota es un trueno y cada trueno es un disparo que se me mete adentro. Miro por la ventana y noto a la Luna helada, necesita aliento, o alguien que la mire, yo mismo. Está enorme, y no hace más que transportarmeSigue leyendo “Eterno baile”