Ay… la libertad

Saltar por un prado lleno de hierba mojada por la lluvia con la única compañía del viento. Pararse frente al mar, mirar al horizonte y dejar que la brisa y el sonido de las olas te envuelvan como una madre envuelve a su hijo. Mirar hacia las estrellas y darte cuenta de todo lo queSigue leyendo “Ay… la libertad”

No te portas bien, cariño

Ramón salió de su habitación dispuesto a hacerlo, sí aquel día lo haría. Estaba harto de ella, no la soportaba, no hacía lo que él quería, no se comportaba bien. Sus castigos no eran suficientes, por más que le pusiera la mano encima ella siempre volvía a las andadas. Y él también. -No te portasSigue leyendo “No te portas bien, cariño”

La vida puede ser maravillosa

Siéntate, ponte cómodo, suelta toda la tensión que puedas tener dentro. Levanta la cabeza, mira a tu alrededor, cierra los ojos y respira profundamente. No dejes que nada ni nadie pueda entrar en tu mente durante unos segundos.   Pero ante todo relájate, porque no hay nada en el mundo que te pueda quitar esteSigue leyendo “La vida puede ser maravillosa”