Al infinito

Perdernos, en instantes tuyos y míos, en momentos clavados en el tiempo, como miradas que se ven por primera vez, y que siempre sea la primera vez. Porque solo así llegamos al infinito sin rasguños ni heridas olvidadas u olvidables. Imaginarnos, volando tan alto que la Luna nos tiene envidia, porque quiere alcanzarnos y noSigue leyendo “Al infinito”