No te portas bien, cariño

Ramón salió de su habitación dispuesto a hacerlo, sí aquel día lo haría. Estaba harto de ella, no la soportaba, no hacía lo que él quería, no se comportaba bien. Sus castigos no eran suficientes, por más que le pusiera la mano encima ella siempre volvía a las andadas. Y él también. -No te portas […]