Casi nosotros

Me resulta difícil. Sí, ya sabes, eso de estar tirado en la cama en silencio con alguien a quien quieres, acariciarle el cabello y enrollarlo en tus dedos, mirar cómo duerme y sonreír. La gente lo consigue todo el tiempo, pero a mí me parece orfebrería. Tú y yo, por ejemplo, coincidimos en el tiempoSigue leyendo «Casi nosotros»