El juego de los gatos que no quieren dormir

El vacío huye, escapa, el alma sonríe, tu… yo… y el juego de los gatos que no quieren dormir. Imagina cuantas personas habrán imaginado un juego parecido, ese en el que nos sentamos en la acera, miramos hacia arriba, a las estrellas, te cojo por la cintura para que no te escapes y te cantoSigue leyendo «El juego de los gatos que no quieren dormir»