Alma en pena

Aún recuerdo la primera vez que lo vi, fue en una fría y lluviosa noche de invierno, mis padres se habían ido a cenar, por tanto, estaba sólo en casa. La principal actividad en la que malgasté la noche fue hacer zapping, no echaban nada bueno por la tele y el dedo pulgar ya meSigue leyendo “Alma en pena”