Todos los caminos no llevan a Roma

Llega un cierto momento en que las cosas se detienen, no siguen hacia delante, en que si se sigue por un mismo camino al final se llega a un callejón sin salida, y ese es el momento en el que te das cuenta de todo y ves, con toda la pena del mundo, que noSigue leyendo “Todos los caminos no llevan a Roma”