Las arrugas que ya no están

Cuando reía emitía el sonido más bonito del mundo. Era cálido y agudo, silencioso a la vez, como un pájaro en mitad del bosque, viento y sonrisa, paz, vida y luz. Cerraba los ojos y se tapaba la boca, como si en realidad no se atreviera a volar, y para mí se paraba el tiempo,Sigue leyendo «Las arrugas que ya no están»

Mi abuela

Mi abuela era una de las personas más importantes que había para mí, una mujer maravillosa y singular y con la que daba gusto estar. Era cascarrabias, como seguramente lo serán todas pero el amor que nos tenía, a todos nosotros, a toda su familia, le salía por los cuatro costados. Nunca te hacía unaSigue leyendo «Mi abuela»