Category: Relatos

Nieblas

¿No está la vida hecha de estúpidos? ¿Acaso no son ellos los que le dan sentido? Personas que tropiezan una y mil veces con la misma piedra. Piedras con nombre y apellidos que se ríen al verles caer. Al vernos caer. Piedras que nos atraen a sus jaulas de hierro y cristal, de hierro invisible, de cristal infinito, que nos manejan con hilos imposibles de cortar, malditas… ¿No está la vida hecha de valientes? Cementerios tatuados con nombres de quienes un día pensaron que merecía la pena luchar. Y tal vez cayeron derrotados, tal vez murieron aplastados por carcajadas de

Lee más »

Tal vez ya nunca

Nos perdimos sin querer, en olvidos, en no reconocernos, en dejar de querernos, en silencios, en muros de cristal que nos dejaban mirar sin poder tocarnos, irrompibles, largos, eternos, inalcanzables. Creímos, en piedras que nos salvarían, en escaleras que nos llevarían a la luna, quedarnos allí para siempre, obviando un mundo que ya no giraba a nuestro ritmo, demasiado lento cuando queríamos ir rápido, demasiado rápido cuando queríamos ir lento. Imposible… Qué será de nosotros cuando crucemos aceras para evitarnos… Qué sucederá cuando nos miremos desde la distancia y agachemos la mirada… Qué pasará cuando cerremos los ojos para que

Lee más »

Carta a ninguna parte

Te escribí una carta. Le pedí a tu mejor amiga que te la entregara pero la llevó al mar antes de que pudieras leerla. Fue retirada a aguas desconocidas y cubiertas de hielo. Me arranqué el corazón mientras aún estaba latiendo. Pero estaba rojo y brillante y te juro que el sudor envolvería tus brazos si colapsaras y sostuvieras mi corazón. Te juro que soy un buen hombre. Entonces…¿Por qué no correspondes mi amor? Entonces… ¿Por qué no correspondes mi amor? En lugar de torcer palabras… tú solo te sentaste ahí en silencio en hogares incinerados por el viento suspirando

Lee más »

Sangre

Estamos hechos de cicatrices. Heridas de guerra que marcan nuestro cuerpo aun sin dejar rastro visible. No se ven pero se sienten. Son como fantasmas, escuchas sus cadenas arrastrándose, lamentándose, y a pesar de que miras a todas partes, no sabes si acechan o escapan, si ganan o pierden. Rotos. Por dentro, hechos de pedazos que alguien desmontó o dejó de construir, alcanzados por balas que ni siquiera vimos venir, por flechas tan rápidas que eran inesquivables. O sí. O tal vez no… Ya no sé si todo es evitable, si las huellas que dejamos al caminar se pueden borrar,

Lee más »

Aunque nunca lo sepas

Hoy venía a decir nada. Y en verdad lo diré todo. Que entre recuerdo y recuerdo te cuelas y quedas, te callo y te olvido, resistes, te aferras al tiempo, o al viento, o a mí, y yo en parte te quiero dejar ir y en parte no, y ya no se con qué opción quedarme. Contigo, tal vez. Contigo y sin ti. Porque te quiero sin mí, mejor para ti. Hoy venía a decir nada  y todo a la vez. Que sigo conservando tu teléfono por si algún día me atrevo a decir lo siento. Dos palabras que cuestan

Lee más »

Simplemente tú

Silencio. Tal vez ecos de tu risa chocando contra las paredes. Pero lejanos. Silencio al fin y al cabo. Cierro los ojos por no ver la habitación vacía. Vacía de ti, de tu mirada, de tu sonrisa, de tus roces, de tus susurros, de tu aliento recorriendo cada centímetro de mi piel, y yo a la tuya, buscando esas imperfecciones que tanto me gustaban. Me faltas. Busco en las arrugas de las sábanas el rastro que dejaste la noche que te marchaste, busco tu olor como si, al tener los ojos cerrados, pudiese traerte de vuelta conmigo y revivir ese

Lee más »

Soy

Soy una noche en la playa con las olas intentando apagar las brasas de la hoguera que construimos juntos. Soy la corteza de un árbol en la que escribimos nuestras iniciales pensando que, al igual que ellas, nosotros seríamos eternos. Soy una puesta de sol sobre un monte de hierba fresca, esa que recuerda infancias y mundos que creemos olvidados, esa que nos devolvía una pequeña parte de nosotros. Soy una charco de lluvia sobre el que saltamos olvidándonos de todo y poniéndonos perdidos, entendiendo así que no hay nada realmente importante en esta vida. Soy un verano de amor

Lee más »

A pesar de ti

Me miras, te acercas, te vas. Me miras, te acercas, te vas. Me miras, te acercas, te vas. Silencio. Ya no te reconozco, ya no sé quién eres, ya no eres tú quién me responde tras las palabras, de tanto en tanto, de cuando en cuando. Te llevaste todo de él, todo lo que me hacía feliz, los te quieros y los abrazos, los te odio pero sin embargo, los sinsentidos que ríen y los miedos que protegen. Ya no queda nada de ti. Te deslizas como un fantasma, una sombra oscura que carece de alma y a la que

Lee más »

No hay que perderla

Me pierdo en vacíos que quisieron acabar conmigo antes de tiempo, en vías de tren cuyos raíles ya no chirrían por el paso del tiempo, caigo y caeré ante imperios que se levantaron cuando el Sol estaba en lo más alto. Siento que a cada segundo que pasa el reloj da marcha atrás hacia un 0 que será inevitable, que llegará y hará explosión en todos mis sentidos, en todas mis verdades y en todas mis mentiras, aquellas que conté para salir del paso y que ahora me sobrepasan, que ahora me pierden, que ahora me restan. Y grito,  y

Lee más »

Recuérdame

Cierra los ojos, piensa en aquellos instantes e imagina, haz realidad, que ahora mismo están pasando. Cuando hables de nosotros, cuando cuentes nuestra historia, di que fuimos los mejores amantes que pisamos esta ciudad, que las farolas nos miraban al pisar la calle porque nos parábamos en cada una de ellas y nos abrazábamos cerrando los ojos, mirando al infinito, luego nos dábamos pequeños mordiscos que invitaban a lo prohibido y a la magia, ambas cosas unidas. En realidad, la vida debería ser siempre así. Cuando te pregunten y me vuelvas  a recordar, piensa en los paseos nocturnos por la

Lee más »