Trazos imperfectos

Ya no me acuerdo de tu rostro. Te construyo. Te deshago. Me olvido. Eres como un maniquí de madera en una orquesta cuyas guitarras ya no suenan. Eres verano, corto, intenso, feliz. Eres café de mañana cuyo sabor viene a mí, cuyo olor se pierde entre olvidos. No logro atisbar el color de tu piel, […]