El arte de amargarse la vida

Amargarse la vida es un arte: miras al vacío, piensas, buscas en tu mente la mierda más insignificante que puedas encontrar y, poco a poco, construyes una pelota que vas haciendo más grande cual escarabajo pelotero. Te alimentas de esa pelota y empiezas a formar parte de ella, la ves a tu alrededor, te oculta […]