Atados

Quizá, solo quizá, sea yo el que se equivoca, el que se ha precipitado demasiado pronto hacia el abismo, el que ha visto demasiado cerca la oportunidad de alejarme de su cuerpo, el que sonrió de satisfacción a la vez que ponía un grito en el cielo, el que, al verle, deseaba atarme con cadenas […]